Gypsy Style

Debrayes, Despapayes y Ayes de Carlos El Gitano

Xmatkuilando

Ayer fui a Xmatkuil. Un amigo me llamó como a las 5:00 pm  para invitarme a ir junto con su hermano, yo tenía años (literalmente) sin ir para allá, por que la verdad siempre es lo mismo y no me llamaba la atención, pero bueno, cuando estás con amigos no importa dónde estés. Me gustaron las remodelaciones que le hicieron al lugar, y las mejoras en la organización, el estacionamiento es grandísimo, y uno se va estacionando a como va llegando, lo cual te asegura el mejor que puedes conseguir si no llegas temprano.
 
Bajándome del carro se me ocurre revisar mi cartera para ver cuánto dinero llevaba, respuesta: $0.00, se me había olvidado que el día anterior acababa de gastar lo último que me quedaba en la cartera. Saqué todas las monedas que traía y ví cuánto era mi capital total: $23.50, restándole $10.00 que costó la entrada me quedaron $13.50. Mis opciones eran:
 
a) Aguantarme el hambre, la sed, y las ganas de subirme a un juego.
b) Tener la esperanza de que algún banco pensara en la gente despistada como yo y hubiera instalado un cajero automático.
c) Pedirle prestado a mis amigos y disminuir su nivel de disfrute del lugar.
d) Pedirle prestado sin permiso a gente extraña cuando no se diera cuenta (robar).
e) Ligarme a alguna gringa que me pagara todo a cambio de cuerpomático.
f) Desarrollar poderes psíquicos e hipnotizar a la gente para que me dieran todo gratis.
 
Afortunadamente SÍ hubo un banco para despistados y derrochadores, desafortunadamente acababan de tener un fallo en la corriente y no servía el cajero. Tuve que usar la opción C, aunque no fue problema, pues mi amigo llevó más que suficiente y me comprometí a pagárselo el mismo día. Habiendo resuelto ese problema, ya nos dedicamos a pasear por el lugar, como llegamos tarde no había mucho que ver, sólo paseamos por los puestos y nos probamos todos los lentes de 15 pesos que encontramos sin comprar ninguno. Pensamos participar en alguno de esos juegos donde tienes que meter una pelota en un agujero en el que no cabe para ganarte una baratija inutil (¡qué emoción!), pero no nos decidimos.
 
Lo que sí hicimos fue subirnos a un juego llamado "Drop Zone", que es el que nos llamó más la atención. Consiste en unos asientos que son elevados como 100 metros sobre una torre, y posteriormente te sueltan en caída libre. Estuvo genial, principalmente por que no sabes cuándo te van a soltar (un grupo estuvo ahí como 5 minutos) y sientes la falta de gravedad cañón.  Yo lo disfruté mucho (hasta se me hizo muy corto), creo que todos los que se subieron a ese juego salieron con una sonrisa en la boca.
 
Habiendo revuelto el estómago era hora de comer algo, la última vez que yo había estado en Xmatkuil fue antes que existiera el internet de banda ancha, y los demás tenían el sentido de orientación de un mosquito, por lo que anduvimos un buen rato sin encontrar el lugar que buscábamos (pues mis amigos querían encontrarse con una niña conocida que trabaja ahí). Habiendo comido ya no había mucho más qué hacer (pues era tardísimo), y una llamada familiar a mis amigos nos ayudó a decidirnos a regresar a Mérida.
 
Otra de las atracciones de Xmatkuil resultó ser "Encuentra tu carro en el estacionamiento gigantesco", pues ninguno de nosotros se fijó en las coordenadas (por que están marcadas) donde estacionamos. Estuvimos un buen rato dando vueltas, apuntando el sensor de la alarma a todos lados y descartando carros que se parecían (por que mis amigos no se sabían sus propias placas). 
 
De regreso quisimos pasar a una fiesta a la que habían invitado a mis amigos, pero se nos ocurrió la grandiosa idea de cortar camino por la ciudad en lugar de ir por el periférico. De nuevo hizo acto de presencia nuestra maravillosa orientación y estuvimos fácil como 45 minutos metiéndonos por callejones desconocidos, guiándonos por el único que sabía la dirección por rumbo,  y el espectacular de "The Fox".
 
Con todo me divertí bastante. Son raras las oportunidades que tienes de perderte con tus amigos a donde quiera que vayas, por lo que disfruté mucho esta ida a Xmatkuil. 

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Xmatkuilando

  1. Niabel en dijo:

    A ver si a la proxima invitas…y nada de decir que olvidaste el dinero, eh???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: